ALMEJAS AL VAPOR CON SALSA DE VINO, AJO Y PEREJIL EN Thermomix®

#Pescados y mariscos 29 abril 2020

La almeja es un molusco que vive enterrado en la arena y aunque pasa por un proceso de depuración antes de salir a la venta, siempre puede quedar algún resto de arena que puede ser muy molesto a la hora de comer.


Por lo que, si tenemos tiempo, mejor las dejamos en remojo unas horas antes de cocinarlas. Llenaremos un bol grande con agua y un buen puñado de sal, y dejaremos las almejas sumergidas varias horas, para que vayan soltando la arena que todavía puedan tener. Durante este tiempo seguro que podréis ver cómo respiran (sueltan burbujitas), sacan la lengua o incluso se mueven, porque se creen aún en su entorno, en el mar. Esto es seña de que están frescas y perfectas para comer.


TRUCOS: Mucha gente se espera para abrir las almejas cuando ya las tienen en la olla o sartén con la salsa, pero es mejor cocinarlas al vapor por separado. De este modo conseguirás que se abran en su gran mayoría. Y las que después de la cocción no se hayan abierto o tengan la concha muy rota es mejor tirarlas, para evitar encontrar trozos molestos y deshacernos de las que puedan estar malas. Ya que las que no se abren es porque estaban ya muertas en el momento de cocinar, y por eso no reaccionaron con el calor.


Bueno, después del tostón o introducción... la receta.


ALMEJAS AL VAPOR CON SALSA DE VINO, AJO Y PEREJIL EN Thermomix®


INGREDIENTES:


         ⁃4 dientes de ajo


         ⁃50 g aove (Aceite de Oliva Virgen Extra)


         ⁃100 g vino blanco


         ⁃1 cp sal


         ⁃500 g almejas


         ⁃4 ramas de perejil (sólo las hojas)


PREPARACIÓN:


        1. Echar en el vaso el ajo con el aceite, colocar el cubilete y picar durante 3 seg. a velocidad 5.


        2. Sofreír, programando 5 min. a 120° y velocidad 1.


        3. Colocar las almejas en el varoma y enjuagarlas con agua templada.


        4. Añadir vino y sal en el vaso, colocar el varoma y cocinar  14 min. a temperatura varoma y velocidad 2.


        5. Sacar las almejas en una fuente.


        6. Poner el cubilete en la tapa y triturar la salsa junto con el perejil fresco durante 20 seg.. a velocidad 10.


La salsa queda muy cremosa y espesa, ideal para aliñar las almejas sin que sobre salsa. Pero si se desea más liquida o que haya para mojar pan, se le puede añadir unos 50 g de agua junto con el vino a la hora de cocinarlas.



Antes no trituraba la salsa y los comensales acababan apartando los ajitos y trozos de perejil más grandes. De este modo lleva todo el alimento y vitaminas sin miedo a que no se lo coman. Se chuparán hasta los dedos.


¡Buen provecho!